Compartir

Desde el año 2002 tras el intento de golpe contra el fallecido ex presidente Hugo Chávez, se declararon como los defensores más rudos del chavismo y después del Gobierno de Nicolás Maduro.

Llevados por los ideales de lucha de los años 60, han prometido resguardar la revolución bolivariana; recibiendo sustento económico de las autoridades venezolanas y escudándose en movimientos llamados ‘colectivos’, que trabajan en favor de la comunidad.

Pero cuando la tensión política se apodera del país, una gran mayoría sale en pandillas con motos a las calles, infundiendo terror. Actúan como paramilitares sin respeto a ley alguna y a pesar de que hay descontento en sus propias filas, se mantienen firme en su objetivo.

Un grupo de personas interesadas en conocer cómo trabajan estos grupos, cuáles son sus proyectos y la versión que tienen de lo que ocurre actualmente, visitaron una comuna socialista de la parroquia caraqueña, siendo recibidas cordialmente y contestadas sus inquietudes.

Un joven que se encontraba en las instalaciones dijo que son como las abejas, entre todas se defienden

La cruda realidad de la CRISIS VENEZOLANA

Cabe destacar que en este popular sector, el laboratorio de algunos programas sociales promovidos por Chávez, se encuentra el colectivo Alexis Vive, el cual dirige una fundación en memoria del militante muerto durante el intento de golpe en 2002 y sus miembros siguen dispuestos a defender el régimen.

Otro de los integrantes de la comuna socialista manifestó que reconocen a un solo presidente el cual ganó las elecciones y ese es Maduro. Hace referencia al presidente interino Juan Guaidó y considera que deben meterlo preso, ya que este se autodeclaró como tal.

Narra que la organización cuenta con una radio donde le hablan a la comunidad. Reconoce que son izquierdistas y nada hay que negociar con el imperio. Asegura que Venezuela hoy vive una guerra económica orquestada por los gringos y se está preparando para enfrentarla.

Rechaza la ayuda humanitaria y enfatiza que si entran, ellos se alzarán en todo el continente.

Por su parte, el sociólogo y director del Observatorio Venezolano de Violencia Roberto Briceño, piensa que el surgimiento de los colectivos, unos 15 años atrás, ha estado vinculado a la lucha armada en la nación y a pesar de ser considerados fuerza de choque, no son brazos del chavismo.

Únicamente se mueven en ciertos momentos, sustituyendo a las autoridades del Estado en los barrios de las ciudades venezolanas, con el pretexto de hacer limpieza de aquellos que mantienen la violencia.

Afirma el profesor Briceño que siempre han existido grupos que hacen el trabajo sucio. Recientemente en la FAES (Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana) hay miembros de los colectivos, como también funcionarios policiales que se hacen pasar por estos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here