Compartir

Estos últimos meses no están siendo nada sencillos para el Partido Popular. Y no nos estamos refiriendo a los múltiples casos de corrupción que tiene en los juzgados. Ahora nos estamos refiriendo a los malabares que tiene que hacer para que los presupuestos de este año salgan adelante. Es una promesa que le ha hecho a Bruselas y tiene que cumplirla. Eso sí, para ello, como vamos a poder ver, tienen que negociar.

Cesión en el IRPF a Ciudadanos

Los primeros que se han beneficiado de la necesidad que tienen de negociar son los de Ciudadanos. Y es que para lograr su apoyo han tenido que ceder a la imposición que ya hizo hace un tiempo su líder ante la cual a partir del 1 de enero del nuevo año 2018, se tendrá que llevar a cabo una rebaja en el IRPF para las rentas más bajas, se habla que será para aquellas que no lleguen a los 18.000 euros, de un total de 2.000 millones de euros. Una rebaja que vendrá en forma de deducción combinadas con algunos descuentos aunque los detalles todavía están por ver.

El PSOE es el otro beneficiado

Y claro, como no podía ser de otro modo, el PSOE también ha pescado en río revuelto y ha logrado que se amplíe un poco el margen para las comunidades autónomas en materia de déficit. Si a principios de semana el déficit que tenía que cumplirse era del 0,3%, a día de hoy, este déficit puede ser del 0,4% sin problemas. De este modo, sobre todo las autonomías gobernadas por el PSOE toman algo de aire pudiendo invertir en algunos sectores que son claves como pueda ser el caso de la educación o de la sanidad. Una negociación que ha sido dura pero que puede suponer mucho para el conjunto del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here