Compartir

En la temporada 2018/2019 son varios los equipos de fútbol de la Primera División española e incluso de otras categorías más modestas que han dado un importante paso: renovar su sistema de iluminación y optar por la tecnología LED. Así lo demuestran dos de los últimos clubes que se sumaron a dicha iniciativa.

Concretamente son el RCD Espanyol y el Real Betis, celebrando junto a sus respectivos aficionados la nueva instalación con un espectáculo de luces en el primer partido disputado en el feudo barcelonés y en el andaluz. La inversión a realizar es considerable, por lo que muchos hinchas se muestran sorprendidos por el hecho de que los clubes no titubeen a la hora de aprobar los presupuestos en cuestión.

Sin embargo, lo cierto es que detrás se encuentran una serie de motivos de suma importancia, habiendo tomado nota multitud de equipos de los factores tan positivos que vienen dados por llevar a cabo un cambio de este tipo. En Periódico Creo nos hemos puesto en contacto con especialistas que operan en la capital del país, tales como el electricista Torrejon, para que den a conocer a nuestros lectores la trascendencia que adquiere la iluminación LED en un estadio de fútbol.

Ahorro a largo plazo

Es innegable que apostar por una tecnología vanguardista y de calidad no es asequible ni mucho menos. Un claro ejemplo reside en el equipo sevillano anteriormente sacado a colación, el cual llegó a un acuerdo con Philips Lighting para dotar al Benito Villamarín de focos LED de gran potencia. Pero el área económica del club determinó que, en un periodo de tiempo de no demasiados años, la inversión acabaría siendo amortizada.

Ello no es de extrañar teniendo en cuenta el elevadísimo consumo al que tenían que hacer frente anteriormente con un único partido. Para indagar más en este aspecto decidimos buscar una empresa que realice boletines electricos en Pozuelo y no tardamos en dar con especialistas de dicho municipio madrileño, quienes afirman que ya de por sí el gasto en una vivienda particular derivado de la iluminación tradicional es muy alto. Así pues, es comprensible que el de un estadio de alrededor de una hectárea de superficie presente unas cifras tan engrosadas.

Y es que debe ser multiplicada la cifra de tres, cuatro o cinco bombillas por la enorme cantidad de faros que están destinados a iluminar el césped del terreno de juego. La eficiencia de la tecnología LED, por su parte, conlleva que la factura a afrontar por el equipo sea notablemente inferior. Aunque los aspectos positivos no terminan en el consumo, sino que van más allá.

Menos interrupciones del servicio

Ciertamente no es habitual que, en medio de un encuentro futbolístico, se vaya la luz de un estadio. Pero desafortunadamente en varias ocasiones ha sucedido en la liga española con el riesgo de que el colegiado decrete la suspensión del partido, acarreando un quebradero de cabeza para los clubes y, por supuesto, para la competición que se ve obligada a reprogramar una fecha sin entrar en conflicto con el resto del calendario.

Pero, ¿qué sucede si un campo de fútbol pasa a hacer gala de la iluminación LED? Según el electricista en Boadilla Madrid las probabilidades de sufrir una interrupción repentina se reducen de manera considerable, lo cual es debido a varios factores como la menor potencia requerida para funcionar. Ello es sorprendente teniendo en cuenta que la intensidad lumínica llega a ser notablemente superior, aunque en este aspecto profundizaremos a continuación.

Antes de hacerlo, conviene mencionar las menores dificultades que surgen a la hora de restablecer la luz en caso de que, por un motivo u otro, la misma deje de funcionar durante el transcurso de un duelo de fútbol. Es por ello que el riesgo de suspensión temporal decretada por el árbitro también es menor.

Mayor intensidad, ideal para las retransmisiones televisivas

Hablando con un electricista carabanchel sobre las características más destacables de la iluminación LED ha salido a colación la gran intensidad de la que presume. Nuevamente estableciendo una comparación con el ámbito hogareño, basta con hacer uso de una bombilla tradicional y seguidamente utilizar una LED para apreciar una enorme diferencia entre ambas.

¿Y si se trata de un sistema que rodea por completo a un estadio de cien metros de largo por setenta de ancho? El resultado es si cabe más sorprendente, gozando de la mejoría no solo los socios que acuden cada dos fines de semana al estadio, sino también los espectadores que disfrutan de los partidos desde sus respectivos hogares.

A día de hoy las televisiones tienen una gran relevancia dentro del mundo del fútbol sobre todo por las millonarias cifras que invierten en él. Este motivo se suma a los demás factores para dar pie a que cada vez más clubes apuesten por un sistema que logra mejorar la definición, nitidez y claridad de las retransmisiones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here