Compartir

El líder opositor Jeremy Corbyn y la primera ministra Theresa May, han presentado posiciones opuestas sobre el Brexit, después que May superara la moción de censura de este jueves.

El Reino Unido se encuentra en una difícil crisis, ya que se deslumbra la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

Corbyn ha desestimado la opción de un “no acuerdo” y describió un Brexit no negociable como catastrófico. También hizo referencia de que la primera ministra está enviando a Gran Bretaña al precipicio, debido a la salida repentina para el 29 de marzo sin tener un período de transición, por lo que le ha instado a que abandone sus líneas rojas.

Igualmente instruyó a sus propios parlamentarios para que no entablen conversaciones con ella a menos que se descarte un Brexit sin acuerdo. Sin embargo, los parlamentarios que son miembros principales del comité, Yvette Cooper e Hilary Benn, asistieron a las conversaciones de alto nivel en Downing Street.

En una carta de respuesta, May ha manifestado que renunciar al “no ideal” es una condición previa “imposible” y le insta a participar en las conversaciones para resolver el atasco político con el Brexit, recalcando que “las puertas permanecerán abiertas”.

Escenarios complejos alrededor de un acuerdo con el Brexit

May argumentó que había dos maneras de evitar un acuerdo, el primero que los parlamentarios voten por un Acuerdo de Retiro, que se había convenido con la UE o revocar el artículo 50 y la segunda, anular el referéndum de 2016.

Con respecto a la última opción, May la consideró  “incorrecta “, algo que no estaba dispuesta a hacer y con relación a la primera, agregó que la UE no estaría de acuerdo en extender el artículo 50 para darle al Reino Unido más tiempo para debatir sobre el Brexit.

Corbyn y bajo ciertas condiciones, buscaría opciones para apoyar la convocatoria a otro referéndum, pero que aún daría prioridad a lograr un acuerdo Brexit en los términos exigidos.

Por su parte May se niega a tolerar otra elección, más aún cuando perdió su mayoría parlamentaria en una encuesta general en 2017. Ha reiterado en varias ocasiones que otro referéndum socavaría la confianza en la democracia de las 17 millones de personas que votaron para abandonar la UE.

El próximo lunes, May presentará una moción en el parlamento sobre los próximos pasos propuestos, los legisladores podrán proponer alternativas para ser debatidos y votar el 29 de enero.

Cabe mencionar que el líder laboralista, apoya totalmente una unión aduanera permanente con la UE, que resolvería el problema en  la frontera terrestre entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

No obstante, la primera ministra rechaza esa unión aduanera ya que impediría que el Reino Unido tenga una política comercial independiente con otros países.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here