Compartir

Ciertamente resulta ilógico que el ruido que ocasionan los botes de los balones sea el motivo de que los niños en Málaga tengan menos oportunidades de hacer deporte y es que ya resulta preocupante que en España no se realice la hora diaria de actividad física en un 85% de la población infantil, requerida por la OMS, para que ahora se anden con estas tonterías.

Un total de 3.000 niños malagueños no pueden realizar actividades deportivas más allá de las que realizan en sus escuelas debido al ruido que producen los balones, esto juega a favor de un sedentarismo ya arraigado y al encierro prolongado privado de la práctica de deportes al aire libre.

Ha sido todo en escándalo las multas que recibieron dos colegios debido al exceso de ruido, esto de hecho ha ocasionado que desde la trinchera del baloncesto se alce la voz, mientras el ruido del bote de los balones que fue al parecer el problema original, se ha complicado la búsqueda de soluciones porque no se ponen de acuerdo las autoridades educativas con el consistorio.

Tras una primera denuncia conocida, hecha por un vecino del colegio Puerta Oscura aquejado por el molesto ruido del bote del balón, fueron otras tantas que proliferaron en contra de diferentes colegios por el mismo tema, razón por la que el Ayuntamiento de Málaga se apresuró a tomar cartas en el asunto para sancionar a los colegios, esto fue para el 2015.

la crisis del ruido deja a los niños de Málaga sin baloncesto

El pasado mes de Julio se logró un compromiso por parte del alcalde Francisco de La Torre en pro de costear los gastos de adecuaciones acústicas de las áreas deportivas de los colegios para que el consistorio permitiera la extensión del horario de actividades deportivas hasta las 22 horas, todo previo acuerdo entre ambas partes; no obstante, las primeras dos multas han llegado para dos colegios que además de pagar tienen prohibido permitir actividades extra curriculares que superen los niveles de ruido permitido, tampoco pueden realizar actividad deportiva alguna fuera del horario cuyo cumplimiento debe vigilarlo la policía.

Los colegios sancionados monetariamente por la cantidad de 12.001 euros deben hacer el pago correspondiente de la multa, ha dicho Raúl Jiménez, que no hay forma de evadir o quitar la multa, que hay que pagarla debido a que para el consistorio ambas instituciones educativas han incurrido en una falta grave y ahora deben correr con las consecuencias.

Son siete en total los clubes de baloncesto que realizan sus prácticas deportivas en los distinto colegios de Málaga, por lo tanto, la voz de la delegación Malagueña se ha hecho escuchar en un gesto claro de solidaridad y organizando una serie de actividades como protesta, entre ellas la suspensión de 300 partidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here