Compartir

La actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cuando presentó los presupuestos del ayuntamiento, lo hizo junto a una cuestión de confianza, que no ha prosperado, ya que la oposición no ha presentado un candidato alternativo. Con lo que sus presupuestos también han sido aprobados.

El gobierno de Ada Colau

En relación con los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona, estos pueden ser los primeros que presente y los últimos. Ya que, en el año anterior prorrogó los de Xavier Trías, el anterior alcalde, y los que acaban de aprobar ahora pueden ser prorrogados por dos años.

La oposición en el hemiciclo es poca, ya que las elecciones de 2015 hicieron estragos a la hora de realizar pactos, pues serían antinaturales, de partidos que, de manera normal, no tienen campos en común para negociar, como pueden ser CiU, Ciutadans, PP, ERC o la CUP. Además, entre los partidarios de Ada Colau se comenta que no hay ninguna voz que se le enfrente con el suficiente carisma y que no la esperan tampoco en las elecciones de 2019.

El partido de Ada Colau ha pactado junto a CiU el Plan de Derecho a la Vivienda, uno de los puntos clave de su mandato y que creen que es muy importante para la ciudad. Aunque es cierto que es un acuerdo que ha costado conseguir.

Con Ciutadans, el gobierno de Colau no ha tenido suerte, en más de una ocasión ha intentado pactar con ellos, pero la portavoz el grupo en el Consistorio ha comentado que BComú nunca ha querido dialogar con ellos y que la alcaldesa es muy arrogante. De hecho, ha dicho que ella solo quiere contentar a su electorado y que la ciudad funciona por inercia, no por su gobierno.

Las críticas a Ada Colau no vienen solo de Ciutadans o del PP, sino también de la CUP, que la apoyó al principio, pero que ahora creen que está tomando decisiones que no son buenas para la ciudad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here