Compartir

El Brexit ha sido un antes y un después en la historia de Gran Bretaña, por lo que ahora, la primera ministra británica, Theresa May, debe volver a reactivar las vías de comercio con Estados Unidos, por lo que viajará a Washington para reunirse con el presidente Donald Trump.

La nueva alianza comercial y el desplante de Trump

En estos momentos, Reino Unido se encuentra en una campaña global donde quiere reivindicar que su posición ante el Brexit ha sido la correcta, así que este acuerdo con Estado Unidos será una victoria política. May y Trump se reunirán en la Casa Blanca tras la toma de posesión del este último, según han confirmado.

En contraste con el anterior presidente, Barack Obama, Trump ha dicho que este acuerdo será prioritario para su Administración. En la reunión, el tema principal va a ser este acuerdo comercial, pero también tienen previsto hablar de la OTAN y de Rusia.

A la primera ministra, Theresa May, se le preguntó por la actitud de Donald Trump en relación con las mujeres y ella se ha declarado una defensora de los derechos de las mujeres. Por lo que no dudará en contestarle si realiza algún comentario hiriente. Ahora bien, sobre los comentarios hechos en campaña por el actual presidente de los Estados Unidos solo comentó que, por algunos, ya había pedido disculpas.

Aunque con anterioridad el presidente Trump, cuando solo era electo, ha realizado varios desaires a Theresa May, ya que se reunió antes con Nigel Farage, líder del UKIP y llamó a siete líderes mundiales antes que a ella tras ser el ganador, esta reunión marca otro hito en la historia de los países. Ya que, como en otras ocasiones, el primer líder europeo en reunirse siempre ha sido el británico. Ya ocurrió con Bush en 2001 y con Obama en 2009, y Trump ha seguido continuar esa tradición.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here