Compartir

La construcción del Wanda ha desequilibrado por completo la tesorería del Atlético de Madrid, el déficit de la caja ya es muy evidente, aunque eso aún está por determinar,  ya que se ha desvelado que un nuevo inversionista entra en el juego y llega en el momento propicio, aunque a este gran momento le anteceden meses de mucha actividad y tensión.

Se trata de Idan Ofer, un importante empresario israelí poseedor de una vasta fortuna que ahora formará parte por medio de Quantum Pacific, del grupo de accionistas del Atlético de Madrid.

Idan Ofer y Miguel Ángel Gil, consejero delegado del Atlético, fueron presentados  meses antes por unos intermediarios que precisamente se ocupan de fomentar encuentros entre empresas que compartan intereses; así pues, comenzaron un proceso de negociación que hoy se hace tangible en un aumento del capital del club aprobado por el consejo de administración que llega a proporcionar la liquidez que urge en estos momentos.

Nuevo inversionista de origen israelí para el Atlético de Madrid

Al mismo tiempo, el club enviaba invitaciones vie e-mail de un acto de carácter institucional que contaría con la presencia del Presidente del club, Enrique Cerezo y también parte  representativa de la primera línea para los medios convocados, en principio era todo un misterio ya que la invitación no daba detalles, pero al final todo se descubre y se conoció que se trataba de la presentación de un muy bienvenido nuevo patrocinador.

Este nuevo aumento en el capital del Atlético es prácticamente igual al que realizaron en el 2015 donde hubo emisión de nuevas acciones y donde un 20% de las mismas quedaron en manos del inversionista “Grupo Wanda”.

Por esta razón Cerezo y Gil se trasladaron a china para explicar a Wang Jianlin que esta nueva inyección de capital sería igual a la anterior y que no habría venta de acciones, sino que las existentes se disuelven un poco sin que estos dos pierdan la porción mayoritaria y por consiguiente, el control.

Un 15% es lo que le corresponderá de parte accionaria al conglomerado Quantum Pacific, solo que el Atlético se ha revalorizado y le correspondería pagar una primera parte de 50 millones de euros tan pronto se firme el aumento de capital.

Después, los restantes 50 millones vendrán por medio de varios patrocinios; los accionistas mayoritarios no optarán por la adquisición de las nuevas acciones producto del aumento del capital, en todo caso los minoritarios si cuentan con la liquidez necesaria por lo que quedarían en exclusiva para el nuevo accionista israelí.

Otras acciones estén por venir, como es el caso de la venta de los terrenos del Calderón y traspasar a algún que otro jugador.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here