Compartir

1.262 muertes por covid-19 en un solo día, es el nuevo récord de Brasil con lo que ya supera las 30.000 muertes.

La situación sanitaria general debido a la pandemia lo ubica como el cuarto país en el mundo con mayor cantidad de víctimas, a lo que se suma la ausencia de un titular en Salud, debido a las discrepancias con Bolsonaro.

Es así como Brasil registra 31.199 fallecimientos según las cifras del Ministerio de Salud.

La cantidad de fallecidos de este martes representa un nuevo récord, superando la cantidad que se registró el pasado 21 de mayo. Así mismo ingresa al grupo de países como Reino Unido, Italia y Estados Unidos, con más de 30.000 víctimas del virus.

Otros datos suministrados por el Ministerio de Salud, dan cuenta de un total de 28.396 nuevos casos que se han registrado las últimas 24 horas, lo cual significa que la cifra de contagiados asciende a 555.383, lo que sitúa a este país en el segundo lugar después de Estados Unidos, con la mayor cantidad de casos.

Así mismo, Brasil pasa a ser el foco principal en América Latina, del covid-19.

El Gobierno brasileño refuerza la seguridad en la frontera con Venezuela

Desde el primer caso registrado en Brasil el pasado 26 de febrero, la cifra de este martes es la segunda mayor que ha presentado el país, mientras que los 33.274 nuevos contagios del pasado sábado, representan la mayor cantidad de casos de contagio en un solo día.

El 54,1% de los pacientes infectados que corresponde a un total de 300.546, están recibiendo cuidados médicos, por otra parte un 40,3% de los contagiados correspondiente a 222.638 personas ya se han recuperado y han sido dados de alta, de acuerdo a lo informado por el Ministerio.

Es de destacar que estas alarmantes cifras de contagios y de fallecidos se registran en momentos en los que, algunos gobiernos municipales y regionales se disponen a ejecutar procesos de desescalada, con miras a flexibilizar las medidas de distanciamiento social y a ir reactivando la economía del país.

Aunado a esto la salida de los dos últimos ministros de salud, debido a problemas con Bolsonaro vinculados a su estrategia para combatir el virus, coloca al país en una situación comprometedora en materia sanitaria.

Además, el presidente Jair Bolsonaro no esconde su tremendo escepticismo de cara a la gravedad de la pandemia, la cual define como una gripe sin importancia y defiende desde siempre la eliminación de las medidas de distanciamiento, así como su total desacuerdo en la paralización de las actividades.

Señala que independientemente de las medidas, más de la mitad de los habitantes va a terminar contagiado por el virus, por lo tanto, la prioridad es evitar la recesión prevista que si será capaz de provocar mayor cantidad de muertes por pobreza y hambre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here