Compartir
La edad de jubilación aumentará en la OCDE hasta casi los 66 años en 2060

De acuerdo a lo que advierte la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico OCDE, España afrontará para el 2050 un problema tremendo dado que una buena proporción de su población será para entonces mayor de 65 años y en estatus de jubilado.

En consecuencia y por cada 100 personas, 76 serán mayores de 65 años versus el resto, cuyas edades oscilaran entre los 20 y los 64 años, para entonces España ya estará encaminada sin remedio hacia los países con la población más envejecida o con mayor proporción de jubilados en el mundo, con solo una nación por encima, Japón.

Este hecho tiene una serie de implicaciones bastante complejas de resolver y que repercuten en el ámbito económico del país, específicamente en lo vinculado con el sistema de pensiones y de seguridad social cuya sostenibilidad en el tiempo visto el inminente envejecimiento del grueso de la población en los próximos años, está seriamente amenazada, tal presión conlleva a ajustes y modificaciones para adecuar los ingresos que alimentan el sistema de pensiones, tal como lo advierte Ángel Gurría de la OCDE.

La OCDE advierte que España será el segundo país del mundo con más proporción de jubilados en el año 2050

Un factor que tiende a agravar el tema del sistema de pensiones, es la tasa de sustitución que aplica España del 82%, la cual resulta bastante alta principalmente cuando la media que maneja la OCDE en función a los países que le conforman es del 63%, de hecho es la más alta de todas.

En el 2103, la OCDE aprobó la reforma del sistema de pensiones que debe regir en estos 35 países miembro, este entre otros aspectos persigue disminuir algunos de los problemas que presenta el sistema de pensiones, aunque se trate de medidas cortoplacistas, esta por ejemplo lleva la edad mínima de jubilación a 67 años y para los tiempos de déficit como los que afronta el país, prevé que la pensión se revalorice un 0,25%. Con este marco, países como Holanda y Dinamarca proyectan las edades para jubilarse en 71 y 74 respectivamente; pero en España la proyección ni siquiera alcanza los 67 años.

Este estudio también ha desvelado una situación bastante particular e interesante, al menos en el caso de España y es que al parecer, el desempleo que es un problema presente en España como la eventualidad, restan a una buena parte de la población española la oportunidad de sumar derechos que a postre se traduzcan en sus pensiones; contradictoriamente este terrible panorama ayudaría a mitigar el problema de sostenibilidad de las pensiones.

El informe de la OCDE solo se limita a hacer algunas sugerencias a los estados suscritos, sin ofrecer soluciones por ejemplo, al caso de España donde la gente no se siente incentivada a prolongar su vida laboral.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here