Compartir

El libro inspiración de los periodistas Anna Bosch y Pablo  Suanzes describe a una Europa algo golpeada y quebrada por el Brexit y un populismo que impone la agenda y el desamor.

En momentos en los que Europa vive por un lado quiebres irremediables y por otro busca la reconstrucción, sale a la luz “Europa soy yo” de la mano de estos dos profesionales del periodismo, Pablo R. Suanzes y Anna Bosch, quienes a lo largo del escrito dan su punto de vista de lo que hoy vive Europa.

Para Bosch, su colega Suanzes puede definirse en tres palabras: culto, serio y miope. Para Suanzes, Anna posee rasgos que la definen muy bien: cuidado, compromiso, curiosidad y entrega.

Europa somos nosotros es una frase que resume el sentir de estos dos periodistas, quienes reflexionan en conjunto sobre las heridas de una Unión quebrada por el canal de la Mancha y por la falta de amor del Este que en otrora soñó con pertenecer a la prosperidad y ahora no logra acoplarse a ella.

Respecto a los argumentos del sector populista que busca por todos los medios debilitar la legitimidad de la Unión, ambos desmontan un par de ellos.

Uno es que ciertamente la UE debe ser por naturaleza muy compleja lo cual va en consonancia con la misma complejidad que hoy por hoy reina en las sociedades, ¿Cómo organizar algo de manera sencilla, con 500 millones de habitantes de por medio?

Esto en respuesta a los populistas que señalan al organismo como un monstruo regido por la burocracia, con manejo poco claro y distanciado de las personas.

Suanzes destaca que en este momento son dos las opciones que se han servido en la mesa respecto a la reforma de Europa, por una parte la de la escuela francesa que opta por la integración versus la escuela alemana que prefiere ir más despacio por temor a salirse de control.

También mencionan el tema de la petición de separación del Reino Unido, al respecto Bosch señala los distintos significados de la UE para las partes donde  esta representa la paz en el caso de los fundadores, la democracia para los bálticos, Grecia, España y Portugal y solo cuestión de mercado para el Reino Unido.

Para la periodista el Brexit tiene unos autores bien identificados: la elite formada con honores en Oxford, la cual puede que no haya asumido que el imperio ya no le pertenece e insiste en convertirlo en una cuestión de estatus y de clasismo.

Pero todo esta campaña para impulsar el Brexit se complementa con la prensa, que no son pocas las veces que juega un rol contraproducente al señalar a Europa como la villana o poniendo al Parlamento europeo como imitación burlesca llena de frikis.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here