Compartir

Es algo por lo que pasamos casi todos a lo largo de nuestra vida, tener un presupuesto de una clínica dental en nuestras manos. Por desgracia, la salud dental de una persona a lo largo de su vida siempre va a padecer problemas por el uso intensivo de los dientes en nuestro día a día y por la gran cantidad de bacterias en dicha zona.

Ante esta necesidad general, mucha gente ha querido ser oportunistas de las desgracias ajenas para tomar el sector de la salud dental como un nicho de mercado donde generar grandes cantidades de dinero.

Todo esto ha derivado es los recientes escándalos públicos de los últimos años en España: cierres de clínicas con tratamientos a medias,  mala praxis y negligencias médicas, extracción de piezas sanas,  etc..

En este escenario, los “odontólogos éticos” han dicho basta y quieren avisar sobre en que debemos fijarnos cuando se nos presenta un presupuesto dental para evitar futuros problemas. El Dr. Gonzalo Navarro, de Clínica Dental Navarro, junto con otros profesionales de la odontología, nos han contado algunos de los factores que tienen en cuenta a la hora de entregar un presupuesto de un tratamiento dental. “Queremos que el paciente esté cómodo, pague lo justo, obtenga una buena calidad y sobre todo que pueda finalizar su tratamiento”, nos comenta el Dr. Gonzalo Navarro.

¿Qué saber al recibir un presupuesto dental?

Antes de enfrentarnos a un presupuesto realizado por una clínica dental, debemos conocer una serie de pautas que pueden prevenir los problemas que se han dado en los últimos años:

Presupuestos por escrito, desglosados, con impuestos y sin sorpresas: Ante un presupuesto dental de un tratamiento importante, exige siempre el presupuesto por escrito, desglosando el coste de cada parte del tratamiento, lo que incluye y sus impuestos. Con toda esta información podrás contrastarla y entender mejor porque pagas lo que vas a pagar. Por ejemplo, mucho cuidado en los tratamientos de ortodoncia Invisalign, ya que se van cambiando de alineadores durante el proceso, y por lo tanto debemos saber si el precio incluyen todos los alineadores o se pagan a parte.

Presupuestos claros y simples: A veces, ante la falta de comprensión del lenguaje técnico, algunas clínicas dentales pueden inflar presupuestos bajo la premisa de un lenguaje técnico y complicado que el paciente no pueda entender, o que pueda parecer más de lo que realmente es.

Debe incorporar el diagnóstico: Evidentemente, se debe hacer un diagnóstico previo. Dicho diagnóstico debe ir acompañando el presupuesto, a ser posible con documentos gráficos que demuestren dicho diagnóstico.

La explicación, siempre por un dentista colegiado: El presupuesto puede entregártelo personal administrativo o auxiliares de la clínica dental, pero la explicación de dicho tratamiento debe ser siempre por parte del dentista colegiado, por lo cual te asegurarás de que dicho presupuesto ha sido supervisado en algún momento por un profesional cualificado, lo cual evitará errores.

Pregunta todo lo que necesites: A la hora de recibir un presupuesto de clínica dental trágate tu vergüenza y pregunta todo aquello que se te pase por la cabeza y todo aquello que no tengas claro. Un dentista siempre tiene el objetivo de que el paciente esté correctamente informado para así estar más cómodo, un paciente cómodo siempre es más fácil de tratar.

Desconfía de precios excesivamente baratos: Conocemos que algunos tratamientos dentales son caros y que no todo el mundo tiene acceso a ello. Pero puede ser que un tratamiento excesivamente barato esconda cosas que pueden complicar mucho las cosas. No es normal que el 95 % de los dentistas tengan unos precios similares y unos pocos cobren tan poco.

Las calidades de los materiales: Esto viene al hilo del anterior punto. Cuando realizamos tratamientos dentales hay que tener en cuenta los materiales que se usan. Por ejemplo, tratamientos dentales de implantes dentales o carillas dentales, incorporarán a nuestra boca elementos artificiales, por ello, asegurarnos de su calidad, biocompatibilidad y resistencia, nos proporcionarán mayor duración, resistencia y evitará imprevistos que a la larga seguramente incrementarán el precio de las labores de tratamiento dental.

Ojo a la presión por firmar rápido: Si te presionan con ofertas que tienen fecha límite para que firmes rápido el presupuesto, desconfía. El dentista debe darte la tranquilidad para pensar y decidir, y asegurarse de que el paciente está 100% seguro de lo que va a realizar en su boca.

El pago debe ir vinculado a la realización completa del tratamiento, de lo contrario podria desencadenar en tratamientos dentales incompletos.

Intenta conocer opiniones de otros pacientes del mismo tratamiento: Hoy día, con Internet, esto es más sencillo de lo que parece. No obstante puedes hacer preguntas a otros pacientes en las salas de espera, o incluso pedirle al dentista referencias de personas que se han realizado el mismo tratamiento, con fotos, vídeos o testimonios.

El compromiso con la salud dental, por encima del dinero

Por suerte, en España contamos con unos grandes profesionales de la salud, con un código ético y deontológico, que hace mayor hincapié en la salud y el bienestar del paciente.

Pero la tendencia en la creación de franquicias y cadenas de clínicas dentales, las cuales son controladas por empresarios en lugar de por médicos odontólogos colegiados, ha permitido de alguna forma que se anteponga el dinero por encima de los pacientes.

Esto se une a el incremento de titulados en odontología, que ha crecido exponencialmente en los últimos años, y al aumento de clínicas dentales.

Este cóctel, hace que algunos profesionales de odontología tengan que aceptar condiciones impuestas desde los directivos superiores, en cuanto a metodología de trabajo, precios, calidades, información, etc…

Es por ello más recomendable acudir a clínicas dentales regentadas por profesionales de la odontología, cuya formación profesional y ética, les hace tener a la salud dental del paciente como absoluta preferencia. Estas clínicas son dueñas de su propio destino y pueden seguir trabajando con la libertad y la tranquilidad de las cosas bien hechas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here