Compartir
TRASLADO AUDIENCIA NACIONAL YIHADISTAS DETENIDOS

El terrorismo lamentablemente tiene muchas facetas, particularmente el yihadista, sin embargo los protagonistas de los atentados como los de Cataluña, tienen rasgos en común, como por ejemplo, son todos muy jóvenes, violentos y se inclinan hacia la muerte, casi la adoran.

Todas estas características se han observado como un patrón en el perfil de los perpetradores de actos de terrorismo yihadistas en París, Boston, Casa Blanca y Túnez.

De hecho, uno de los miembros de la célula ubicada en Cataluña y responsable de los recientes atentados, apenas contaba con 17 años y el grupo en general está conformado por jóvenes cuyas edades promedian entre los 19 y los 28 años, el mayor tiene 34 años. Según el estudio llamado el “Estado Islámico en España”, el 63% de las personas detenidas por delitos conexos al terrorismo yihadista en España, tienen edades entre los 20 y los 34 años.

diferentes ataques por islamistas

Una de las constantes es que estos jóvenes son radicalizados de una forma muy, muy rápida, bajo la tutela por lo general de un Imam, cuya veteranía le ayuda a manipular y envenenar el pensamiento de estos, inoculándoles la faceta violenta, aunque algo que también ayuda es el entorno secularizado en el que los jóvenes hacen vida y que les hace vulnerables.

El mismo estudio revela que apenas el 11% tiene conocimientos importantes del islam; por consiguiente el restante 89% con apenas conocimientos del Corán se convierten en presa fácil para ser transformados en fieles creyentes de que sus horrendos crímenes serán premiados con la ida al cielo.

Si bien señalan los expertos que no existe un perfil único, existen características que son constantes; Olivier Roy afirma que los perfiles prácticamente no han cambiado en 20 años. En su libro “El Yihad y La Muerte” concluye que desde el atentado al metro de París en 2005, perpetrado por Khaled Kelkal, hasta los autores de los atentados en Bataclan en Noviembre del 2015, existen características muy similares en estos yihadistas.

Otra característica en común en estos jóvenes inmigrantes, de segunda generación y es que han estado en la cárcel por cortos períodos debido a delitos de poca monta, es allí donde se vinculan con estos elementos radicales que ejercen de forma rápida y eficaz su influencia cambiándoles su forma de pensar; su aparente normal patrón de vida cambia cuando realizan el acto terrorista sin reparar en que ello implica su propia muerte, así quedó demostrado en casos como del de Driss, Cherif y Said Kouachi.

También es común que los terroristas se unen a estas células en compañía de hermanos, familiares y amigos de toda la vida, los jóvenes con un grupo familiar desarraigado son vulnerables, así como lo son los musulmanes renacidos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here