Compartir

Nuevas amenazas de muerte empañan la labor del semanario “Charlie Hebdo”, esta vez se producen tras la aparición de su última portada sobre el islam.

La nueva amenaza trae consigo los amargos momentos vividos por Hebdo de los que casi se cumplen 3 años y que dejaron un lamentable saldo de 12 personas asesinadas de las que ocho pertenecían al equipo del semanario.

Las recientes amenazas de muerte recibidas por las redes sociales han hecho que desde Charlie Hebdo interpongan una denuncia cuyo proceso de investigación ha abierto la fiscalía. Al parecer no cayo nada bien la portada del semanario dedicada a Tariq Ramadán, islamólogo señalado por violación y agresión sexual y quien al parecer maneja una doble moral contraria a lo que predica en su faceta publica; desde entonces las amenazas han estado a la orden del día.

El director de Charlie Hebdo, Riss, explicó un poco la razón de vincular a Tariq con el islam, que no es otra sino que el mismo se autodefine como un islamólogo, en cuanto a las amenazas de muerte en contra del equipo del semanario señala que esta vez han sido agobiantes en exceso y pese a desconocer si son reales o no, la decisión ha sido dar parte a las autoridades en el entendido que la amenaza en sí misma no es aceptable bajo ningún concepto así como no lo es el restarles importancia a las mismas.

Tariq Ramadan charlie hebdo

Por otra parte, las desventuras de las presuntas víctimas de abuso de Ramadán han sido develadas recientemente en La Tribune de Géneve, allí las mismas han plasmado su testimonio de los recurrentes abusos de poder cometidos por él, cuando realizaba la labor como profesor en las décadas del 80 y 90.

De los testimonios recogidos destacan los de cuatro mujeres que describen los encuentros como violentos, aun cuando las relaciones habían sido consensuadas, una de ellas dijo haberse puesto en contacto con los familiares del islamólogo para ponerles al tanto de su reprochable comportamiento pero la respuesta fue una clara amenaza a su integridad física, así como ella hubo otras pero terminaron a ser perseguidas por revelar la doble cara de Tariq.

Hay quienes siguen de cerca la vida de Tariq Ramadan, investigando y denunciando su doble moral como ha sido el caso de Manuel Valls, quien fuera Primer ministro francés; Valls ha aplaudido la entereza y valentía de las mujeres que se han atrevido a rendir testimonios que dejan al descubierto el lado perverso del profesor y a la vez critica la cabida que ha dado un sector específico de la prensa a la reputación hipócrita del supuesto erudito.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here