Compartir

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó este viernes sobre nuevas sanciones en contra de los jefes de los cuerpos militares y policiales venezolanos más cercanos a Nicolás Maduro, quienes han cometido actos de corrupción y fraude contra el pueblo, además de violaciones a los Derechos Humanos manteniendo la represión en el país suramericano.

En la lista de sancionados por parte del Gobierno estadounidense figuran Iván Hernández, director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim); Manuel Cristopher, nuevo director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Contra ambos cuerpos recaen acusaciones de persistentes abusos y torturas e incluso la muerte de Fernando Albán, concejal opositor.

Rafael Bastardo, jefe de las Fuerzas Especiales de la Policía (FAES), a quienes los organismos de derechos humanos y la oposición culpan de la mayoría de las muertes violentas acaecidas entre el 21 y 24 de enero del presente año durante las protestas pacíficas.

El FAES es considerado el ‘escuadrón de exterminio’ de Maduro, conocido por su métodos inhumanos en las redadas nocturnas; siendo acusado de ejecuciones extrajudiciales contra la oposición.

El comisario Hildemaro Rodríguez quien dispuso la ilegal detención del presidente encargado, Juan Guaidó,  completa la lista el general Manuel Quevedo, presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), contra quien pesan sanciones por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

Quevedo durante más de un año al frente de la petrolera fue incompetente e incapaz de frenar la caída de la producción, cifra cercana a más de un millón de barriles con respecto a los tres millones de barriles cuando mandaba el chavismo, hecho que obstaculizará más la venta de petróleo tras el embargo establecido por Washington.

Cabe destacar que las propiedades directas o a través de testaferros que tengan los cinco funcionarios en territorio norteamericano, así como los bienes e intereses serán bloqueados.

Como ya ha sucedido con otros sancionados que forman parte del círculo íntimo del llamado hijo de Chávez y son dirigentes más notables de la revolución bolivariana, que aún continúan anteponiendo sus propios intereses por encima de los del pueblo venezolano.

Se prohíbe igualmente a los ciudadanos de EEUU establecer cualquier tipo de relación comercial con los mencionados.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro manifestó que siguen registrando a los oficialistas que tienen a su cargo el aparato de inteligencia y seguridad, quienes apoyando al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro han irrespetado la democracia, reprimido al pueblo a través de la tortura y el uso brutal de la fuerza  quebrantando constantemente sus derechos humanos.

En la comunicación del organismo también se expresa que el Gobierno estadounidense estaría dispuesto a detener las sanciones a quienes tomen medidas concretas y genuinas para reinstaurar en Venezuela el orden democrático.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here