Compartir

El deporte, por más apasionado que sea y espiritual que pueda resultar, es al igual que otras pasiones, un gran negocio.

Prueba de esto fue la contratación secreta que el Barcelona habría cerrado con Philippe Coutinho para el 31 de agosto. Este hecho se habría llevado a cabo sobre muchas críticas negativas que el club recibió y en términos numéricos, estaríamos hablando de unos 115 millones de euros para el jugador por unos 5 años, así como unos 10 millones para el agente del jugador.

Las cifras expuestas, plasmadas también en el documento, habrían ubicado al jugador en una escala salarial oscilante entre Gerard Piqué y Luis Suárez.

Tal contrato se acordó momentos antes de llevar a cabo al mercado de fichajes, considerándose una manera de presionar al Liverpool, debido a que el club nunca mostró indicios de querer negociar. Gran parte de la polémica del caso habría sido explicada por las discrepancias que se presentaron en las conversaciones de ambas entidades, ya que el Liverpool no habría vendido a su estrella desde un principio.

Coutinho muy cerca de formar parte del equipo del Barcelona

El club habría rechazado una oferta del director deportivo del Barcelona el mismo 20 de julio.

Michael Edwards buscó la finalización de los negocios con el director general del Barcelona Óscar Grau y desde un principio, manifestando que “Philippe no está a la venta, a ningún precio y como saben ha ampliado su contrato con nosotros recientemente”.

Muchos fueron los intentos por llevar a cabo este negocio, lo cual dio lugar a un sinfín de respuestas por parte del director del Liverpool.

A principios de agosto, una respuesta a una oferta de unos “90 millones fijos por 40 por variables” habrían hecho a Edwards responder: “Me gustaría pedirle amablemente que se abstenga de contactar con Philippe tanto en privado como en público”, “Ninguna suma nos llevará a cambiar de postura”, sin embargo, estas respuestas no fueron de gran importancia para el Barcelona, quien habría logrado acordar un contrato con Coutinho, el cual habría desertado para último momento.

Por otro lado, también se habrían encontrado con que tendrían que hacer un esfuerzo por parte de Spiegel, en el cual se estarían hablando de unos 40 millones destinados a Borussia Dortmund por parte de Ousmane Dembelé.

En términos de cifras, estaríamos hablando de 5 millones y después dependería de una cantidad determinada de partidos.

Serían 5 para los primeros 25 partidos oficiales, para los 50, para los 75 y para los 100 con la camiseta del club, incluso estaría debutando gran parte del gremio del Barcelona detrás de los movimientos que, en los últimos días, han dado lugar a múltiples intentos de traer a nuevos jugadores sin importar la cantidad de dinero que se exija hacia los clubes contrarios por parte de los compradores.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here