Compartir

Quedó truncada la coalición de Jamaica después de que el líder del FDP Christian Lindner, decidiera terminar con las negociaciones que venían desarrollándose desde hace unos días con miras a formar un gobierno de alianza en Alemania.

Al parecer hubo muchos desencuentros ocasionados por las posiciones encontradas en cuanto a la propuesta de gestionar el tema de inmigración y las políticas medioambiental y fiscal, que fueron motivo de muchas horas de intensas discusiones, que terminaron por crear una brecha tan profunda que ya no hubo capacidad de negociación alguna y que ha dejado en una situación muy inquietante y desafortunada a la política alemana nunca antes vista.

El panorama que se vislumbra para Merkel no es absoluto prometedor, atrás han quedado sus oportunidades de hacer un gobierno en coalición con la retirada de FPD como su última opción y con ello la cristalización de su legislatura numero 4; se observó a una Ángela Merkel de semblante algo desencajado que reflejaba el impacto de la reciente ruptura porque sabe que se complica su transitar por  la cancillería, siendo momento de replantearse la forma de superar esta crisis.

Estamos ante una situación que nunca se ha dado en la Historia de Alemania, en casi 70 años, declaró Merkel

Esbozó la mandataria ante los medios consciente de que se ha dado cabida a una inédita inestabilidad política. Por delante le queda un arduo trabajo en el ejercicio de su mandato en medio de días muy complicados.

Por su parte, el Presidente Steinmeier, ha dejado claro que no se prevén nuevas elecciones, apeló al entendimiento entre los partidos en el entendido de que nunca ha sido sencillo formar gobierno, pero hay que hacer el esfuerzo.

Los partidos políticos tienen una gran responsabilidad a la hora de colaborar en el logro de este objetivo y que no deben perder de vista, ya que los electores han delegado en ellos esa tarea.

Steinmeier hará sus gestiones en aras de encontrar un punto de encuentro en beneficio de las hoy truncadas negociaciones para el gobierno de coalición, para eso anunció que se estará reuniendo los próximos días con todas las formaciones políticas que estaban en dichas negociaciones al igual que lo hará con los social demócratas, pese a que su líder Martin Schulz, ha descartado cualquier posibilidad de unión a un gobierno regido por Merkel.

¿Qué caminos quedan? Pues bien, por un lado para Alemania sería inaceptable y poco probable un gobierno minoritario y por el otro  lado queda el camino de nuevas elecciones lo que al parecer no es descabellado para la canciller que se ha mostrado proclive a la misma, segura de haber llevado lo mejor posible el proceso de negociación, prefiriendo elecciones y no ha pensado ni por un momento en la dimisión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here