Compartir

El titular de esta noticia esconde mucho más de lo que podamos llegar a pensar. Y es que, lejos de pensar que todos los productos que dicen ser beneficiosos para la salud lo son, tenemos hoy un buen ejemplo de un producto que puede ser más bien perjudicial. Nos estamos refiriendo a las galletas de avena que han comercializado algunas marcas de un tiempo a esta parte.

¿Qué prometen estas galletas y cuál es la realidad?

En un tiempo en el que la salud y los buenos hábitos están tan de moda, no es de extrañar que todos los fabricantes de alimentos no pierdan el tiempo y traten por todos los medios posibles hablar de las bondades de sus productos. Pero, en este caso en concreto, lo que nos ofrecen estas galletas de avena es una reducción de los niveles de colesterol a partir de un ingrediente que incluyen que no es otro que el betaglucano. Algo que estaría muy bien si no fuera porque los expertos en dietética saben exactamente todo lo que implica este elemento.

Siendo honestos, hay que partir de la base de que es cierto que este componente es capaz de reducir los niveles de colesterol que tenemos en nuestro organismo. El problema es que solo es efectivo cuando se consume una cantidad a partir de los 3 gramos. Y claro, para consumir 3 gramos de betaglucano, hemos tenido que ingerir del orden de 150 gramos de galletas.

Esto no sería un problema si no fuera porque estas galletas tienen todo lo bueno del betaglucano, y todo lo malo de las galletas. Muchas grasas y una gran cantidad de azúcar. Por ello, la pregunta es, ¿hasta qué punto el betaglucano ayuda a reducir los niveles de colesterol si por otro lado estamos ingiriendo grandes cantidades de grasas, azúcares y sal?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here