Compartir

Una serie de eventos se han confabulado a favor de Nadal para que desde ya, su puesto en la primera posición esté garantizado, parte de esto es el triunfo del tenista frente a Hyeon Chung en el partido de Paris- Bercy.

El haber ganado en su primera aparición resultó de mucha importancia y como pocas veces sucede, ya que de hecho en otra circunstancia este triunfo simplemente sería un paso más para hacerse con el título, pero puntualmente este vez es más que eso.

A este triunfo sobre Chung se suman la renuncia de su único par capaz de disputarle la primera posición, Roger Federer, lo cual le hace el camino más fácil a Nadal que viene con su reciente triunfo en Estados Unidos a cuestas y de entrada el jugador ya estaba muy bien encaminado para lograr una vez más posicionarse como el número uno; esto en todo caso simplemente adelantó un desenlace ya esperado.

También era de esperarse este nuevo logro tras una temporada que le ha sido favorable en todo momento al tenista español de 31 años y que acumuló su Roland Garros no. 10, tercer entorchado en New York, Master 1000 de Montecarlo y Madrid, entre otros logros, y ahora solo le faltar acabar el actual torneo con los resultados ya anticipados, sabiendo que son favorables.

El coreano Chung, rival de Rafa Nadal

Para una brillante carrera como la de Nadal, con 16 títulos de Grand Slam que hablan por sí solos, sin duda alguna el terminar el año con el privilegio de ser el no. 1 representa una importante recompensa a su desempeño y valor para un jugador que ha superado dificultades de índole física y otros problemas que por un momento apuntaron a la culminación de su exitosa carrera.

Pero tampoco fue tan sencillo superar la jugada de un Chung y quien en el primer tiempo le dio que hacer a Nadal amagando con quebrar constantemente su saque zurdo, demostrando en todo momento su extraordinaria agilidad y agresividad en el juego, muy veloz, ágil y competitivo, en general, un muy buen jugador que no en vano es el no. 55 del mundo.

Finalmente, Nadal se impuso y doblegó los ímpetus de su rival después un segundo set donde cada uno defendió con garra su servicio, el rival mostró eficiencia en su revés, logró obtener ventaja y elevo sus acercamientos a la red hasta que Nadal tomó el control y cambio el marcador a su favor.

Que le resta a Nadal, pues cumplir con la ronda tercera frente al Uruguayo Pablo Cuevas con un primer lugar ya garantizado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here