Compartir

Que la elección de Donald Trump no ha caído bien en muchos sectores de la política mundial es algo que no se puede ocultar bajo ningún concepto. Sin embargo, lo que no se atisbaba en ningún momento es que Europa, en la mayoría de su conjunto, tildará de amenaza exterior la manera de pensar del norteamericano.

Igualan a Trump al terrorismo islámico

Bien es cierto que esto puede parecer, y de hecho lo es, una exageración. Sin embargo, Donald Tusk, asegura que las nuevas políticas que se pueden llevar a cabo desde Estados Unidos, pueden afectar mucho a la cohesión de la Unión Europea.

Como ejemplo muestra el aparente a poyo que Estados Unidos está recibiendo por parte de Theresa May. Una mujer que está a favor de la ruptura de la Unión Europa con la salida del Reino Unido de ella. Incluso quiere que visite su país lo antes posible a pesar de las protestas generalizadas tanto en el parlamento británico como dentro de la ciudadanía.

Ruptura de relaciones con Europa

Eso es lo que más se teme desde el viejo continente. No en vano ya se ha visto que al nuevo presidente de los Estados Unidos no le ha temblado el pulso en absoluto a la hora de romper relaciones con China o México y acercarse a otros países mucho más polémicos como pueda ser el caso de Rusia.

Hasta este momento, Estados Unidos, de la mano de Barack Obama, había tenido unas relaciones cordiales con los países europeos. Incluso, como no podía ser de otro modo, los consideraba como una parte fundamental del desarrollo y del progreso mundial. Algo que parece que se puede ir al traste en los 4 años que hay por delante a no ser que el señor Trump entre en razón lo cual no parece muy probable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here