Compartir

Se amplía aún más el abanico de posibilidades para el área médica gracias a los últimos avances en el campo de la ingeniería genética, todo en beneficio de la salud del ser humano.

Estos avances de ingeniería, aunados a la técnica de CRISPR que permite literalmente la edición del ADN, son capaces de brindar a la ciencia la erradicación de enfermedades de carácter hereditario y trasplantes de órganos exitosos, entre otras muchas cosas.

Los xenotrasplantes consisten en trasladar órganos de una especie a otra totalmente distinta, los estudios de hoy día se especializan en como vencer los distintos obstáculos presentes hasta lograr un proceso óptimo que permita trasplantar órganos procedentes de un cerdo, animal con mayor compatibilidad, hasta un ser humano; desde la transmisión de virus porcinos capaces de ocasionar enfermedades hasta el rechazo de los órganos.

Mediante la empresa de biotecnología creada por los científicos George Church, Luhan Yang y Marc Guel, se ha logrado la creación de cerdos totalmente libres de virus PERVs, peligrosos por su capacidad de penetrar en las células del humano y provocar la baja del sistema inmunológico o el temido cáncer.

ingenieria genetica en cerdos

Sin duda alguna un paso gigante que se convierte en el factor clave y determinante en el éxito de los futuros xenotrasplantes de órganos porcinos, ahora queda nada más que un obstáculo por superar no menos importante y que es la incompatibilidad inmunológica para poder llegar a estudios médicos con pacientes humanos.

Este equipo publicó los resultados de su investigación, donde explican el complejo método mediante el cual lograron crear 300 embriones sin rastro alguno de ADN de los 25 virus que son nocivos para el ser humano, estos embriones se implantaron en cerdas totalmente normales de donde nacieron un total de 15 crías totalmente sanas y sin ningún tipo de problemas.

Partiendo de tejido de la oreja de un cerdo procedieron a generar un embrión modificado por CRISPR donde el avance más resaltante está en la ingeniería genética, un total de 25 modificaciones que se le han hecho al genoma; ya en el 2015 hicimos un modelo de laboratorio, usando una línea celular inmortalizada y funcionó sin problemas, ésta vez fuimos mucho más allá, segura Marc Guel.

No hay que engañarse con la cifra de efectividad ya que está dentro de los rangos normales en los procesos relacionados con la clonación en los que se parte siempre de la misma cantidad de embriones. Por ahora Guell apunta a trasplantes de terapias celulares, por ejemplo, los que se equiparan a los islotes pancreáticos en los diabéticos.

En éste caso, los científicos buscaron la forma de humanizar estos órganos buscando una mayor compatibilidad cuando de trasplante para el ser humano se trate.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here