Compartir

Que el Brexit iba a traer polémica es algo de lo que no cabía ni la más mínima duda. Sin embargo, lo que no se tenía del todo claro es los problemas llegasen desde el primer día. Unos problemas que ahora se han visto incrementados ya que Theresa May ha decidido adelantar las elecciones que tenía previstas para más adelante.

¿Qué pretende con estas elecciones anticipadas?

A decir verdad son dos los objetivos los que se persiguen con estas elecciones antes de tiempo. El primer de ellos es tapar las bocas que no la reconocen como primera ministra ya que aseguran que nadie la ha votado. Por ello unas elecciones, sobre todo ahora que tiene todas las encuestas a su favor, legitimarían su puesto actual al frente del Reino Unido dando un gran varapalo al partido de la oposición, el cual, dicho sea de paso, no está atravesando por su mejor momento.

Por otro lado lo que se pretende es tener una imagen mucho más fuerte de cara a Europa. Esto no solo le va a permitir negociar con algo más de ventaja sino que al mismo tiempo le permitirá poder plantear el plan que tiene en mente que no es otro que el de llevar a cabo un Brexit a una velocidad algo distinta a la que se había planteado en un principio.

A pesar de que las disposiciones del tratado de Lisboa son muy claras en ese sentido, May no quiere otra cosa que llevar a cabo una desconexión a un ritmo más lento tras conocer algunos informes de sus personas de confianza de materia económica y ver que una separación de la Unión Europea en tan solo dos años podría dar al traste con la recuperación que ha experimentado el país en los últimos años. La pregunta es si esto último se lo permitirán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here