Compartir
la otra cara de la guerra de Afganistan

Un nuevo atentado cubrió de nuevas víctimas y tragedia el día de ayer a Kabul, Afganistán.

Y es que a primera hora de la mañana, una gran explosión, sonidos de sirenas y los gritos de las victimas sorprendieron una vez más a la capital afgana; un nuevo atentado que deja un lamentable saldo de 35 fallecidos y 42 heridos, todos civiles, después de que un suicida talibán se detonara frente a un autobús que transitaba lleno de empleados del Ministerio de Minas y petróleo, incluso se prevé que el número de víctimas aumente con el tiempo.

Entre el caos de heridos y muertos, se escuchó el grito de dolor de una víctima que maldecía y llamaba asesinos a los yihadistas, mientras otra se preguntaba a viva voz que hasta cuando tienen que soportar esta difícil situación.

guerra en Afganistan

Mientras las conversaciones entre Kabul y Talibán no llegan a ningún acuerdo, las muertes de los civiles van en aumento y es que al final son ellos los que están pagando las lamentables consecuencias.

Cifras de la UNAMA arrojan un total de 1.667 fallecidos y 3.581 heridos desde Enero del 2017, aunque vale recordar que todos son civiles, ha dicho además el portavoz de la misión que el sufrimiento, la destrucción y muerte humana en este conflicto ya ha llegado a niveles intolerables y que nada más el 40% de las victimas perecen a cusa de bombas improvisadas, siendo estas la peor pesadilla para las tropas y los civiles.

Se ha adjudicado la autoría del grotesco atentado, el Talibán Zabihullah Mujahid el cual dirigió contra los servicios de Inteligencia Afganos, aun cuando en el autobús no estaba presente ningún miembro del NDS.

El mismo Mujahid justificaba a poco menos de una semana estas operaciones terroristas, menciono que el Corán las permite cuando los seguidores del profeta buscan poder martirizarse para defender al islam, esto según algunos clérigos es una abierta deformación del contenido del libro sagrado.

Por su parte, el Ministerio de Defensa señala la posibilidad de que el atentado estuviese dirigido al líder Chií, Mohamed Mohaquiq, quien es miembro del Ejecutivo Abdullah Abdullah y quien representa a un grupo que es enemigo a muerte de los Talibanes, motivado a que su residencia está muy cercana al lugar de los hechos.

Un testigo que transitaba por el lugar a la hora en que ocurrió el atentado, informo que vio todo venirse abajo, la luz se transformó a oscuridad y el fuego lo devoraba todo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here