Compartir

Los que se van de Hong Kong debido a la nueva Ley de Seguridad, cuentan con la oficina de ayuda en Taipéi.

Quienes hasta hace poco solían expresar su desacuerdo en contra del régimen chino, hoy ven como esta rebeldía e irreverencia pueden convertirse en el motivo perfecto para ser acusados, por subversión o secesión y por lo tanto perder su libertad de por vida, es esta la razón principal por la que muchas de las voces disidentes de este país, están huyendo despavoridos de su tierra natal.

La oficina de Seguridad Nacional de reciente creación en Hong Kong, ya cuenta con un nuevo responsable a partir de este viernes.

Se trata de Zhen Yanxiong y su propósito es investigar y perseguir a quienes cometan delitos contemplados en la nueva Ley de Seguridad Nacional, reportando directamente a China.

Dos personas ya han sido detenidas en Hong Kong regidas por la nueva norma, el primero fue un hombre que por medio de un cartel pedía la independencia y la segunda fue una joven de apenas 15 años, que portaba y exhibía una bandera independentista.

Lo que ha predominado en las protestas más recientes llevadas a cabo en Hong Kong, son las consignas pro independencia, que desde China hacen de oídos sordos y que ven ahora como cada vez son más las proclamas a favor de la independencia del lugar.

Para Joseph Wong un estudiante hongkonés, las protestas son producto de una continuada represión y opina que parece ser la única vía de conseguir que China les deje en paz, aun cuando no comparte los ideales independentistas.

El temor a las represalias ha hecho que el joven estudiante haya eliminado su cuenta de Twitter por medio de la que opinaba de forma crítica hacia China, también dejo el grupo de Telegram  en el que compartía opiniones con activistas a favor de la democracia y asegura que por ahora no tiene pensado irse de Hong Kong, pues allí está su hogar. Sin embargo ya muchos de sus amigos están en los preparativos para emigrar a otra parte, lejos de la represión y el miedo.

Cuenta Joseph que tan solo mencionar la palabra libertad o portar un cartel con ella, es motivo suficiente para que se les acuse de subversión. Ni siquiera en los medios públicos se dan el lujo de mencionar “liberación”.

Tras la publicación en el BOE de Hong Kong  de la legislación y la posterior ratificación de la misma por parte de China, el pasado 01 de Julio, no se hicieron esperar las dimisiones de los líderes pro democracia de Hong Kong y entre ellos, Joshua Wong.

Desde el exilio un activista hongkonés llamado Simón Cheng, dio a conocer las intenciones de planificar la creación de un Parlamento no oficial que operaria en el exilio, por parte de los pro demócratas que estaban huyendo de Hong Kong lo cual ayudaría a mantener la llama de la democracia viva.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here