Compartir

La delincuencia sigue haciendo de las suyas a pesar de todo el esfuerzo de las autoridades públicas.  Hay un caso que tiene dos años de sucedido, pero que aún no se ha resuelto, tanto así que buscan el culpable para el asesinato de la periodista Caruana Galizia.

Es un crimen que tiene muchos tintes políticos, ya que parece ser que la profesional tenía muchas informaciones que podían poner en peligro y en evidencia al gobierno de Malta. El primer acusado fue Melvin Theuma un taxista que está señalado de ser el intermediario en el lamentable hecho.

Hace días declaró ante el Tribunal que el empresario Yorgen Fenech fue el autor intelectual y quien le pagó personalmente para realizar toda la trama. El taxista fue detenido por también estar involucrado en otro asesinato y fue cuando delató a su ex compañero.

Todo esto ha provocado un revuelo en Malta, a tal punto que el propio Primer Ministro renunciara como líder de su partido. Luego de la acusación han detenido al poderoso empresario al día siguiente. Resulta que lo encontraron huyendo en un gran yate, aunque finalmente no pudo hacerlo.

Al increpársele en la corte negó todos los cargos y acusó al jefe del gabinete Keith Schembri de estar involucrado en el caso junto con otros altos funcionarios. Esto desencadenó en una ola de renuncias de ministros del gobierno.

El taxista momento después empezó a explicar cómo fueron preparando el asesinato de la periodista, ya que se estaba volviendo muy incómoda para sus intereses. Todo comenzó en el 2017, pero tuvieron que pausarlo por las elecciones convocadas debido a los Papeles de Panamá.

Después que el gobernante ganara las elecciones, los planes volvieron a su cauce para finalizar con la vida de la periodista que se estaba convirtiendo en un verdadero problema. A partir de allí retomaron la comunicación con tres personas que harían el papel de sicario.

Posteriormente, aproximadamente a los cuatro meses, Caruana Galizia falleció luego de que una bomba explotó debajo de su vehículo. Todo parece estar relacionado a que ellos dos fueron los autores del crimen.

Caruana estaba en medio de una gran investigación sobre varios casos de corrupción en los que estaban envueltos diversos funcionarios, uno de ellos, la esposa del Primer Ministro.

Después de estas declaraciones, encontraron un manuscrito firmado por el propio taxista. Esta se encontraba entre las cosas personales del empresario. El escrito afirmaba que Yorgen y la mano derecha del Primer Ministro fueron los autores intelectuales del atentado.

Se dicen que los intermediarios se habrían llevado más de 150.000 euros como cobro por el asesinato.

Así que todo parece indicar que en los próximos días se descubrirá toda la trama. Lo más importante es que los responsables queden tras las rejas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here