Compartir

Mucho tiempo había transcurrido desde que se vio la última vez y a estas alturas del año el nacimiento del río Duero tan seco como está hoy día, producto de una severa sequía, que por lo visto no ha afectado solo al campo.

Muchos de los habitantes más viejos de la población de Duruelos aseguran que nunca antes el Duero había bajado en tal estado de sequía y menos se había conocido de su escaso caudal arriba donde nace, todo un fenómeno y más para la temporada.

El Duero nace en Los Picos de Urbión a una altura de 2.150 metros

Las autoridades de Duruelos de La Sierra ven con mucho asombro y preocupación la situación del rio Duero.

El alcalde Alberto Abad, de hecho afirma que nunca antes había presenciado una sequía como la actual; así mismo, Agustín Sandoval destaca lo anormal que es en un mes de noviembre la sequía del río desde su nacimiento y que está haciendo un seguimiento muy cercano de esta situación sin precedentes.

Sandoval quien es responsable de Meteoduero, meteorología y naturaleza, en medio de su preocupación ha descrito como el manantial del río y el nacimiento están prácticamente secos, del primero no emerge casi nada de agua y del segundo hay tramos largos que se encuentran totalmente secos; al tiempo reiteró que esto no se había presenciado con anterioridad para un mes de noviembre.

los habitantes de Duruelo dicen no haber visto nada asi

Ahora bien, Agustín tiene muy claro que los factores que ha ocasionado esta atípica situación, por una parte las escasas nevadas del invierno anterior, después unas temperaturas altas de hasta 17 grados en pleno otoño, más o 45 días en los que prácticamente no ha llovido nada , sin que se vislumbren lluvias cercanas al oeste.

Esto seguro va a agravar la ya delicada situación que se está padeciendo en la zona.

Los habitantes guardan la esperanza de que todo comience a normalizarse con la llegada de la nieve y también por la lluvia esperadas ambas en lo alto de Urbión, de hecho, se prevén para este fin de semana.

Esto debería ser el punto de inicio que debería continuar con la llegada del otoño y con el algunas lluvias de más que contribuyan a la normalización del caudal del rio Duero.

Actualmente, el rio presenta tramos totalmente secos que representan al menos un 60% desde su altitud máxima a 2.150 mts., hasta los 1.800 mts., situación que reiteran las autoridades competentes que es totalmente atípica y sin precedentes que ellos conozcan y tampoco los ciudadanos más antiguos reconocen haber estado en medio de una sequía tan tremenda como esta mucho menos en el mes de noviembre.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here