Compartir

Una de las zonas de difícil acceso para que la Unicef preste la ayuda humanitaria se encuentra en las afueras de Damasco, allí residen alrededor de 419 mil personas a quienes la ayuda les llega de poco en poco y debido al estado de sitio que impera en el lugar.

Gianluca Buono, Jefe de Operaciones de Unicef, señala que ahora mismo sus esfuerzos están focalizados en suministrar a las personas ubicadas en estas zonas rodeadas, kits para el invierno, principalmente para los niños, que consta de botas y abrigos para paliar el frío que hace más complicada su supervivencia.

La guerra de Siria se ha cobrado gran cantidad de víctimas y lamentablemente los niños son los que más sufren las consecuencias, la ayuda humanitaria es primordial para más de 13 millones de personas, de las que 5,7 millones son niños, de acuerdo a los números que maneja la Unicef.

grandes bombardeos en Siria

Una de sus prioridades, explica Buono, es conseguir que los convoyes con la ayuda puedan ingresar sin problemas ni riesgos en estas zonas de difícil acceso y que además puedan hacerlo constantemente, sin embargo, no es sencillo el proceso de negociación para que la ayuda pueda entrar a lugares rodeados, son muchos los pasos que se deben cumplir aparte del largo recorrido que hay que hacer.

Aprovechamos las treguas para que la ayuda humanitaria ingrese, pero con frecuencia los convoyes deben detenerse y avanzar cuando la seguridad lo permite, esto requiere de mucha paciencia, ya que al final lo que importa es que la ayuda no se vea truncada y que logre llegar al destino.

Guta Este, ubicada en las afueras de Damasco, es uno de los puntos álgidos debido a que al menos unos 200 mil niños están afectados por el estado de sitio de la zona y más del 11% de los menores de 5 años presentan desnutrición severa; los altísimos precios de los productos esenciales para la alimentación y la evidente violencia del lugar hacen la vida en extremo difícil para los residentes, por eso la ONU ha pedido la unión de los países con mayor fuerza para acordar una evacuación urgente.

Unicef logró entregar ayuda humanitaria a una población de Guta Oriental, la misma no recibía apoyo desde el pasado mes de Octubre hasta este martes cuando llegaron suministros alimenticios para unas 10 mil personas, de acuerdo a lo que informó Buono.

Están a la espera de poder acceder a Raqqa, mientras prestan apoyo a las personas que han debido desplazarse a las inmediaciones de esta, justo después de que en Octubre expulsaron a las milicias del estado islámico, Deir Ezzor también fue liberada de grupos irregulares pero aun las condiciones de seguridad no están dadas para que el apoyo de emergencia de Unicef pueda ingresar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here