Compartir
valencia y baja tasa de natalidad

La caída que ha registrado la tasa de natalidad en España a raíz de la crisis, ya comienza a mostrar sus consecuencias en el vacío notable de las aulas de educación inicial, como por ejemplo, en la comunidad Valenciana.

Y es que la baja natalidad es un fenómeno que apenas muestra su impacto en el sistema educativo, dado que a largo plazo son muchos los que se pueden ir sumando, partiendo de que “a menos alumnado, menos cantidad de profesores en aula” cuya consecuencia inmediata sería despedir a los profesores y el cierre de escuelas pequeñas debido a la poca demanda de cupos; ahora bien, también dependerá del enfoque que se le dé a la situación ya que muy bien el razonamiento pudiera ser el de la Consellería  de Educación de reducir el número de alumnos por profesor.

Por una parte, la Administración educativa actual ha logrado la recuperación de unidades que fueron quitadas durante los años fuertes de la crisis económica y por otro lado aún avanza el cierre de unidades lo cual denuncian los sindicatos afectados, ya que ello supone la pérdida de plazas de empleo de muchos docentes.

escuelas con pocos alucnos

De acuerdo a datos oficiales del Ministerio de Educación, el total de alumnos en etapa infantil en Valencia, alcanzó los 180.829 entre colegios públicos y privados, si se compara con la cifra del período escolar 2011-2012 que da cuenta de una matriculación total de 197.687 niños, la pérdida es considerable.

A partir del 2011 ha sido progresiva la baja del alumnado en la etapa infantil lo cual está estrictamente ligado a la caída de la natalidad. Esta misma tendencia la ha seguido la escuela pública que pasó de 125.883 en el 2011-2012 a 108.750 en este último período escolar, lo que implica la pérdida del 13,6% de la masa de estudiantes.

En los centros privados, el impacto ha sido más reducido y apenas les comenzó a afectar hasta después del 2014-2015, cuando comenzó la baja de matriculaciones infantiles acumulando hasta este último período escolar 2016-2017 un 1,7% y que se traduce en 1.223 alumnos menos.

Visto desde otra perspectiva, en la primera etapa infantil que va de 0 a 3 años y donde la oferta es mayor en privados que en públicos, hubo un ligero incremento de la cantidad de escolares entre el 2015-2016 y 2016-2017, incluyendo ambos sistemas (público y Privado).

Es por eso que los intentos de la Consellería en fomentar algunos cambios aumentando las plazas en la segunda etapa de 2 a 3 años fueron enérgicamente rechazados por las escuelas infantiles privadas. Sin embargo ambos sistemas ganan, aunque el privado supera al público.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here