Compartir

Tan pronto el Ayuntamiento de Valencia se dio por enterado de la intención de la Generalitat de implementar una tasa turística que regirá todo el sector turismo, comenzó a trabajar en los términos del acuerdo con las plataformas que se ocupan de los alquileres turísticos, lo cual pasa por limitar el tiempo de arrendamiento de las viviendas.

Sandra Gómez ha explicado que la idea fundamental  con la que se está negociando es limitar a un máximo de 60 días los alquileres de estos pisos para que sean ocupados por visitantes.

La concejala de Turismo explica que por una parte la medida busca minimizar la adquisición de pisos en la ciudad con el único fin de turismo y alejándose del propósito de vivienda residencial; el mencionado período de 60 días se acopla perfectamente a los principios de economía colaborativa superando la temporada vacacional en la que los residentes permanentes dejan temporalmente sus viviendas con posibilidades de colocarlas en el mercado turístico.

El ayuntamiento apuesta a que se logre un acuerdo que permita la regulación de lo que acontece con los pisos turísticos y para ello ya se ha adelantado los contactos con las plataformas P2P.

Valencia pisos turísticos

Por supuesto también se están llevando a cabo reuniones con los representantes del sector de turismo de la ciudad, de hecho, ayer mismo la concejala se sentó con ellos con la intención de abrir el debate relacionado con la tasa autonómica, allí la concejala Gómez reafirmó que la misma bajo ningún concepto debe ser uniforme por el contario lo lógico sería que cada Ayuntamiento decida como la va a utilizar. Acotó que el tema es bastante complejo y por ende amerita una amplia discusión debido a que cada ciudad que conforma la comunidad valenciana tiene realidades muy distintas por ende una misma tasa no va a funcionar igual en todas.

Esta es la razón por la que Valencia convocará una comisión municipal con todo el sector a fin de analizar la mejor forma de aplicarla en la capital.

Insistió la concejala que debe quedar en manos de los ayuntamientos la regulación y ordenación; así mismo la decisión de cuándo y a quienes aplicar el impuesto, reafirmando su desacuerdo en que se instaure de manera uniforme y exigió a la Generalitat que se ocupe solo de darle estructura.

En paralelo, los empresarios de Alicante incluidos los del sector turismo se unieron para decirle no a la tasa turística que pretende implantar la Generalitat, un no rotundo, consensuado y al unísono que dieron en presencia de la vicepresidenta Mónica Oltra, siendo los portavoces Perfecto Palacio de Ineca, Antonio Martínez de la Patronal de promotores inmobiliarios y Nuria Montes representante de Hosbec.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here