Compartir

Hace unos días, cuando se anunció que el SPD iba a poder contar con Martin Schulz para liderar el proyecto que derrocara a Angela Merkel, eran muchos los analistas políticos los que estaban plenamente convencidos de que esto podía suponer un impulso para la socialdemocracia germana.

Sin embargo, el movimiento, como suele decirse, se demuestra andando y a las primeras de cambio, el señor Schulz ya se ha dado el primer batacazo electoral. Es cierto que de momento solo es una derrota parcial pero esto no solo hace que los ánimos del SPD no estén en su mejor momento sino que refuerza a los seguidores de la actual canciller.

Schulz pierde en el Estado del Sarre

Las elecciones en el Estado del Sarre no pudieron ser peores para la socialdemocracia que quiere representar el SPD.  El mensaje era positivo, las encuestas le auguraban un buen resultado pero, a decir verdad, no se han consumado las expectativas. No en vano, la victoria de Merkel en el Estado del Sarre ha sido muy contundente dejando un claro mensaje a aquellos que pensaba que podían derrocarla.

Ahora, como no podía ser de otro modo, es el momento de reflexionar para el SPD. Parece que el golpe de efecto que pretendían llevar a cabo con la incorporación de Martin Schulz no ha resultado como querían. De hecho, ahora lo que tienen que hacer es ver cómo es posible que una persona con la experiencia del alemán no haya podido conectar con sus votantes.

No falta mucho tiempo para que las elecciones sean un hecho y son muchas las personas las que están plenamente convencidas de que Angela Merkel va a repetir un nuevo mandato. La austeridad, el ahorro y las medidas que parecen favorecer más a los que más tienen pueden volver a ser una realidad en la principal potencia europea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here