Compartir
Vladimir Putin reveló sus tareas en la KGB

El GRU (Glavnoe Razvedyvatelnoe Upravlenie o traducido al español como el Directorio Principal de Inteligencia) aún sigue teniendo fama por sus antiguas siglas a pasar de que actualmente se ha bautizado como GU.

Ha pasado muchos años estando en segundo plano, hasta que en el año 2008 Moscú realizó con éxito ciertos fallos operativos; un primer choque militar hecho en el exterior en años, conocido como invasión relámpago hacia parte del territorio de Georgia. EL gobierno se percató de que debía conocer con más detalle el terreno externo como por ejemplo: para no tener que bombardear ciertas pistas de aterrizaje abandonadas.

El papel que desempeña Rusia a nivel mundial ha crecido, por lo que su vigilancia ha centrado su atención en el exterior, sin la necesidad de descuidar cualquier amenaza interna. El haber llegado Sergei Shoigu al frente de Defensa, y la modificación en la dirección de GRU un año anterior, han sido de gran ayuda para iniciarse desde cero. Una vieja agencia abocada a ser la segunda, ha vuelto para brillar con luz propia.

Siria y Ucrania habían sido nuevos marcos en la actuación. La acumulación de Crimea fue la riqueza de una agencia alcanzada para el trabajo en áreas grises, dirigiendo o formando a otros grupos que eran heterogéneos, mientras que  la mano del ejército se mantenía en la sombra a menos que se tratara de momentos críticos, como en el caso de que los spetsnaz hubieran tomado el parlamento de lo que es  Simferopol, al principio de la crisis conocida como Crimea.

Los espías de Rusia se habían atrevido con Europa en el momento en que Putin, para la década pasada, abandonó  la idea principal de una relación entre el Occidente y Rusia dentro de normas internacionales. La OTAN se extendía  de forma inexorable rodeando fronteras rusas. Estados unidos se interpuso en la política interna que tenía Rusia, al igual que la UE llevaba a cabo frente a Moscú un papel de acompañamiento.

Para que Putin se mantenga contento es necesario mostrarse, si no, es imparable e infalible la organización GRU que posee acceso al presidente, y esto es algo que ofrece libertad en las actividades sin tener un control institucional, sin que la parte diplomática coloque algún pero, o que el legislativo tenga que censurar las conductas.

La especialidad de estos son las misiones difíciles, que se abordan con el enfoque conforme a la tarea que se debe completar de cierta forma o de otra, a pesar de tener que asumir algunos costos: la rentabilidad es considerada agresiva, cumplir con la misión es más importante que evitar los riesgos; esta es la explicación que da Mark Galeotti s, un especialista en servicios secretos de Rusia al igual que investigador del Instituto de relaciones internacionales en Praga.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here