Inicio Más Noticias Vuelta a la rutina con nuestro entrenamiento

Vuelta a la rutina con nuestro entrenamiento

70
0
Compartir

Es el fin del verano y tenemos que volver a nuestras rutinas, que hemos dejado de lado para darnos un descanso. La vuelva se carga de motivación que hemos acumuludo a lo largo de nuestras vacaciones, el cambio de aire del verano siempre es idóneo para romper la rutina y volver con más ganas y con las pilas bien cargadas. Esta misma motivación puede hasta hacer que nos levantemos más temprano por la mañana y aprovechar al máximo el día. 

Volver a la rutina en el ejercicio físico es fundamental, podemos fijarnos una meta y una serie de objetivos para poder alcanzar lo que más deseamos. El entrenamiento físico es una disciplina estricta y tiene que requiere constancia si queremos obtener resultados. No obstante, los resultados no son inmediatos, con lo que mucha gente puede llegar a desanimarse, por eso hoy queremos ayudarte a dar lo máximo de ti y disfrutar de la vuelta al deporte, y precisamente al running. 

Asimismo, en running du dimanche podrás encontrar una amplia información y consejos sobre el running, cómo equiparte para tu carrera, tanto en accesorios como en ropa de deporte. Una gran ayuda para los que empezamos a correr y donde la importancia de la comodidad en el running es primordial.  

Beneficios del running

El ejercicio físico tiene una gran repercusión sobre nuestro cuerpo. La liberación de endorfinas procuran una sensación de bienestar.  Existen un gran número de estudios científicos que, con el auge de la práctica de este deporte, se han afanado por saber qué efectos provoca el correr en nuestra salud. Y tenemos una buena noticia porque, en general, la ciencia concluye que sí que nos aporta muchos beneficios.

Muchos de nosotros nos sabemos que el simple hecho de hacer ejercicio físico es bueno tanto para nuestra salud mental como física. Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, mejora nuestro rendimiento y sistema cardio respiratorios, fortalece los huesos, regenera la masa muscular, favorece el descanso combatiendo el estrés, etc. 

Pero si vamos más allá, con un detalle curioso sobre el running, es que existen estudios con evidencia científica que comprueban que el running en moderación es beneficioso para los discos intervertebrales. Podemos contar 11 discos que unen las 33 vértebras que tenemos en total. Son discos que separan las vértebras de la columna vertebral y permite ligeros movimientos de las vértebras y actúa como un ligamento que las mantiene juntas. Se ha comprobado que los runners que corren más de 50 kilómetros a la semana (en comparación con los que corren medias distancias, entre 20 y 40 kilómetros semanales) presentan unos discos intervertebrales más fuertes, con una mejor calidad del tejido de los discos intervertebrales. Están más hidratados, hipertrofiados y presentan mayores niveles de glucosaminoglucanos (que permite dar consistencia). Asimismo, cuanto más rápido corremos estas largas distancias, mayores son los beneficios anteriormente citados.

Pero aún y así, para llegar a hacer tantos kilómetros hay que ser riguroso en el entrenamiento, armarse de paciencia pero sobretodo de disfrutar de la experiencia. 

¿Cuántas veces hay que salir a correr?

No existe ningún número exacto de las veces que tenemos que salir a correr. La actividad física deberá ser distinta en función de la edad, del resultado que queramos obtener (adelgazamiento, tonificación, mantenimiento, etc), del tipo de ejercicio, etc. Pero casi todos los corredores novatos suelen tener las mismas dudas: desde ¿cuánto tiempo correr los primeros días, o como volver a entrenar después de volver de vacaciones sin correr el riesgo de lesionarnos?. Un consejo es correr durante los primeros días entre unos diez o quince minutos, y el ideal es ir alternando períodos de carrera con caminatas para hacer este comienzo de forma más progresiva.

Asimismo, podemos ir subiendo uno o dos minutos cada entrenamiento, siempre de forma progresiva y si notamos que acabamos con buenas sensaciones, sin mucha sensación de cansancio.

Cada vez nos sentiremos mejor, más a gusto y más animados a seguir con nuestro entrenamiento. Pero este entrenamiento no puede ser diario, ya que el cuerpo necesita una recuperación, para evitar una sobrecarga y lesión. Lo ideal es salir correr un día y descansar al día siguiente, alternando un día de carrera y un día de descanso, y no correr más de 3 veces a la semana si somos principiantes. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here