Compartir
El Papa Francisco cambia el Catecismo sobre la pena de muerte

El Papa Francisco ha cambiado formalmente la enseñanza de la Iglesia Católica para rechazar totalmente la pena de muerte, declarándola inadmisible en todas las circunstancias, porque es un ataque  contra la inviolabilidad y la dignidad inherente de todo ser humano.

El anuncio sobre el nuevo reescrito del párrafo 2.267 del Catecismo de la Iglesia Católica, fue acompañado por una carta del Cardenal Luis Ladaria, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dirigida a los obispos de todo el mundo.

La carta, firmada y fechada el 1 de agosto de 2018 por el cardenal prefecto y arzobispo secretario de la Congregación, es en realidad un texto redactado y votado por los miembros de la Congregación el 13 de junio de 2018, y posteriormente aprobado por el Papa Francisco el 28 de junio de 2018.

El Cardenal Ladaria, apreció que la postura de la iglesia sobre la pena de muerte, deriva de un «nuevo entendimiento» del castigo moderno, en el que se debería tratar de rehabilitar y reintegrar socialmente a aquellos que han cometido crímenes.

La pena de muerte es inadmisible segun el papa

La nueva enseñanza, concibe, que la política está desactualizada y existen otras formas de proteger a la sociedad. Ladaria escribió; «Dado que la sociedad moderna posee sistemas de detención más eficientes, la pena de muerte se vuelve innecesaria como protección para la vida de personas inocentes».

Anteriormente, el catecismo no excluía el uso de la pena capital si esta llegase a ser la única forma viable de defender vidas humanas contra un agresor injusto.

Además de la exclusión de la pena de muerte, el nuevo escrito establece otros cuatro puntos esenciales: que se ordene la nueva formulación en lengua italiana y se traduzca ésta a siete idiomas, que la nueva formulación se inserte en dichos idiomas en todas las ediciones del Catecismo, que la promulgación de la nueva formulación del Catecismo sea a través del diario oficial L’Osservatore Romano y por último, que la nueva formulación entre en vigor el mismo día de la publicación del rescripto en L’Osservatore Romano, es decir, el 3 de agosto de 2018.

El párrafo del catecismo sobre la pena de muerte, había sido actualizado por última vez por el Papa San Juan Pablo II en 1997. Su cambio debía fortalecer el escepticismo sobre el uso de la pena de muerte en el mundo moderno y enfatizar la importancia de proteger la vida humana.

En noviembre de 2011, el papa emérito Benedicto XVI, pidió a los líderes del mundo, hacer todo lo posible para eliminar la pena de muerte y reformar el sistema penal de una manera que asegure el respeto y la dignidad humana de los presos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here